Seleccionar página

La ciudad de Antequera y su Peña conviven, en unidad armónica, desde el origen de los tiempos. Cuenta la leyenda que el propio asentamiento urbano nació como consecuencia de un oportuno rayo de sol que, saliendo desde lo alto de la Peña en pleno solsticio, marcaría el lugar donde se asentaría la ciudad histórica, junto la los dólmenes de Menga, Viera y El Romeral.


Ese inicio mágico del asentamiento de la Ciudad de Antequera ha sido la constante razón de ser de su existencia. Precisamente para los futuros desarrollos urbanísticos de la Ciudad de Antequera, se redactó un “Plan General” que tuvo en consideración todos estos aspectos para definir su futuro y fortalecer esa relación paisajística entre la Ciudad y su Peña.


Y tú, ¿qué opinas? Ayúdanos a dibujar la nueva Línea más allá de La Línea. Deja tu comentario o comparte con tus amigos en redes sociales.


Plan La Línea