Seleccionar página

Es difícil entender la ciudad de la Línea de la Concepción sin su Peñón de Gibraltar. Y, al revés, también es complicado entender espacialmente de forma diferenciada ambos asentamientos debido a su estrecha relación no sólo física sino también histórica y paisajística. La “Ciudad y su Peñón” se conforman como una única unidad identificadora de la razón y ser de la existencia de ambos asentamientos.

La relación de asentamientos urbanos con elementos del paisaje, tanto naturales como introducidos por el hombre, es una constante en la mayor parte de las ciudades del planeta. La imagen de São Paulo y el pico del monte Corcovado, coronado por el simbólico Cristo Redentor, es un icono reconocible a lo largo de todo el mundo y una seña de identidad a la que la gran urbe brasileña no puede renunciar.

No hay que irse tan lejos de La Línea para encontrar ejemplos similares. Se pueden reconocer circunstancias similares en ciudades emblemáticas de nuestra Comunidad Autónoma, como Granada y su Alhambra o Antequera con su Peña de los Enamorados.

Fuente: Wikipedia

Fuente: Wikipedia

 

Unidad espacial inseparable

Se trata de una relación simbiótica. La presencia del Peñón identifica a La Línea y La Línea hace lo propio con el Peñón. Ambos asentamientos, Peñón y La Linea, conforman una unidad espacial inseparable, que el nuevo Plan General deberá diseñar y definir como “ la nueva Línea…más allá de La Línea”.


Y tú, ¿qué opinas? Ayúdanos a dibujar la nueva Línea más allá de La Línea. Deja tu comentario o comparte con tus amigos en redes sociales.


Plan La Línea